30 dic. 2013

Un día más de 2013

No me gusta ponerme metas y hacer un listado de ellas para el próximo año porque sé que después no las cumplo. La meta debe ser saber que el día de hoy es el único que tienes por delante y que mañana será otro día.

Por eso me gustaría concluir este año con la frase con la que empecé este blog en el verano de 2010. 

Y en lugar de volverla a escribir quiero que la escuchéis de la película de la que proviene. Porque hoy, al volverla a oír he reparado en la frase que inicia la escena, que precede a aquella con la que empecé este blog. Y me ha recordado algo que este año se me había olvidado recordar.


 “I thought being completely isolated will bring me peace in mind, but now I realize that is people around us who bring our experiences to life.”

(La película se llama The Drifter y el actor es el surfista Rob Machado. Si no la habéis visto os la recomiendo, yo la he visto al menos 7 veces y no me canso. No tiene casi trama, más bien son reflexiones sobre la vida en un viaje a Indonesia.)

2013 ha sido increíble gracias a algunos de los que estáis leyendo esto.

Sed felices.

23 dic. 2013

Quítate los anillos

Según el refranero español, la expresión "que se te caigan los anillos" significa dejar de ser rey/reina y perder la dignidad. Y por eso lo socialmente considerado dice que debemos no dejar que se nos caigan. Mantener nuestra royalty.

Como ya sabréis, para mí, la forma de vestir tiene una relación muy estrecha con el sentir. Queramos o no, comunica, y a su vez se puede utilizar como forma de expresión de aquello que eres y sientes.

Desde lo que me da la memoria nunca me gustó ponerme anillos, en contraposición con el resto de complementos, me parecían incómodos (y en cierto sentido esa idea sigue perpetua en mi mente). 



No te dejan mover las manos con libertad, no vaya a ser que se te caigan. Te los tienes que quitar cuando te vas a lavar las manos, cuando vas a hacer manualidades con cosas que manchen, cuando vas a hacer tarta, si al escribir aprietas mucho el boli te duele el dedo/s en el que llevas el anillo, etc, etc.

-Pues para eso no me los pongo- me dice mi cabeza que quizás para esto sea un poco práctica/perezosa.



Hace un par de años me encontré con varias personas que llevaban un anillo en cada dedo de su mano. Y me gustaba. Me transmitía pragmatismo. 

Tanto me gustó la idea y lo que me transmitía que decidí que la añadiría a mi vestimenta de vez en cuando. Empecé a buscar anillos que no fueran comunes y que a su vez difirieran entre sí.

Como la fiebre de los anillos todavía no había llegado a España mi búsqueda no tuvo muchos resultados. Años después llegarían los anillos a las estanterías de las tiendas y yo me pondría realista sabiendo que ese dinero invertido se quedaría en el joyero porque los anillos me parecen incómodos, aunque llevar muchos me parezca elegante-enigmático-guay. 

Aun así, cuando alguien me regala un anillo guay mi sonrisa no se va de mi cara pasada la semana. Me gustan pero me parecen incómodos y no soy partidaria de que para presumir hay que sufrir. 


Mi idea ahora es que cuando me regalen 10 anillos guays los luciré orgullosa en cada dedo los días de barbacoa/cóctel/cena/comida/etc especiales.

Y como conclusión de todo esto quiero sacar que creo que en nuestra sociedad TODOS tenemos demasiados anillos que no nos quitamos, a pesar de que no nos permiten actuar cómodamente con libertad. Y que es necesario que nos los quitemos para ser transmitir sentir quiénes somos. 




(Fotos: rerechce)

Como una cabra

Holaholabuenas¿cómoestamos?

Hace tiempo que no publico y me gustaría compartiros este post que estaba en la lista de borradores.

Son fotos de una feria de Portugal en la que estuve en mayo de este año. Se trataba de un encuentro para reconocer la gastronomía de la zona poniendo en el centro a la cabra y los productos que de ella derivan. 

Había un recinto con cabras de verdad, pero tampoco faltaron las cabras de colores para adornar el contexto. 

Aquí algunas de ellas, hechas por colegios y diferentes asociaciones del lugar. 






















28 nov. 2013

Líate la manta

Ayer mientras hacía un trabajo de clase entró en mi cuarto mi madre con una colcha sobre los hombros diciéndome: "¿ya no te gusta?"

Mi respuesta fue: "eso se ve que es una manta sobre los hombros, a modo de chal no lo veo." 

"Además no sé si es que me rodeo de gente muy auténtica o muy friolera, o la dos cosas, que últimamente se está poniendo de moda sacar la manta en todos lados. Da igual dónde estés, de repente alguien (quien menos te esperes) va y saca de la mochila o el bolso su manta y se la pone sobre las piernas, de verdad mamá" -dije entre risas recordando y contándole la cara que debí poner las veces que me ha pasado esto las últimas semanas- "Es la moda de las mantas"

Al instante tecleé en Google "la moda de las mantas" para ver que salía. Y por sorpresa resulta que las mantas son super "in" y yo aquí la más "out" del panorama. 


2X4A8673_TEMPLATE_LQ

louis-vuitton-blanket-scarf-milan-fashion-week-menswear-street-style-2013


Pero lo mejor de todo no es esto, sino que ya no me acordaba que yo también pasé por la fiebre de las mantas en 2010. 

Y que precisamente la colcha que mi madre se había puesto sobre los hombros era la que yo por ese año me ponía a modo de falda como podéis ver AQUÍ en uno de mis primero posts. Y que guardaba junto al resto de bufandas-mantas y pañuelos grandes que en el invierno de 2009 había pasado a catalogarse bajo mi categoría de ponchos. Y tengo muchas fotos de esa época en la que los utilizaba atándolos con diversos broches antiguos e imperdibles customizados tras una tarde de manualidades.

Y que por eso mi madre me preguntaba si ya no me gustaba la colcha-manta a modo de poncho, que la tenía olvidada en el baúl de debajo de la cama.

Total, que a veces me quedo loca con las modas y con las ocurrencias que tengo que luego se me olvidan. Por lo menos esta vez la idea ayuda a combatir el frío.

Y vosotros ¿manta si o no?

9lla



amberthegirlone

paperbllog

Picture 5

de77a1e6f04a8022be7eff7ca0825e70

louis-vuitton-blanket-scarf-milan-fashion-week-street-style-2013

[ Fotos de elle ]

12 nov. 2013

Lo suficiente


Esta mañana antes de que llegara el ascensor para dirigirme a la universidad se me vino a la mente algo: Pensé que ser feliz es saber que no lo tienes todo pero que tienes lo suficiente.

Y me di cuenta de que yo no lo tengo todo pero que incluso tengo más que lo suficiente. Porque lo suficiente es relativo; hay cosas básicas de las que por desgracia no todo ser humano dispone. Como saber que va a tener algo que llevarse al estómago ese día. Y un sitio donde cobijarse de la lluvia, el frío, del calor y de la nieve. 

Después de eso todo es relativo. Para mí por ejemplo también es importante querer y sentirme querida por la gente que quiero. Una ducha diaria. Una cama decente. Una hoja y un boli, (y si nos ponemos menos restrictivos, poder tener materiales con los que expresarme de forma plástica). 

Los productos lácteos son mi perdición, podría vivir sin ellos pero los echaría en falta. Y ahí vamos sumando más y más cosas que son añadidos relativos pero que también ayudan a nuestra felicidad. 

Sobre estas cosas tuve una conversación el año pasado en la que planteamos qué 3 cosas "no esenciales" eran esenciales para nosotros. Solo 3 con las que vivir. La decisión era difícil cuando te planteas qué dejas y qué te quedas.

Hasta el punto que ves super normal poder elegir qué ropa ponerte por la mañana -¿y cómo no voy a verlo normal?- me dirás. Pues sí, yo hasta ese momento no había caído en la cuenta de que hay gente que tiene que llevar ropa que no le gusta porque no tiene dinero para comprársela. Y pareceré muy superficial pero una de las tres cosas que elegí fue poder vestir ropa que me gustara. Ya que la ropa es con lo que te vistes y yo por lo menos si vistiera con algo que no me gusta no me sentiría cómoda.

Y caer en la cuenta de que tener un sitio donde cobijarse no es tener un hogar como el que muchos entendemos por hogar. Que puede ser una casa de acogida por ejemplo. 

Y llegados al momento en que te das cuenta de que tienes más que lo suficiente. La pregunta es con todo lo que tienes ¿estás haciendo lo suficiente para conseguir lo que quieres?

Ahí lo dejo. Últimamente estoy de una filosófica perdida, pero es que entre tanta cosa y lo que me cuesta organizarme el tiempo lo que me salen son cosas de reflexión. Aunque ya caerán post visuales, de tendencias, viajes, artistas, campañas de comunicación, etc. Que no estoy por la labor de que esto se convierta en un blog de autoayuda.

Hasta la próxima.

29 oct. 2013

Las personas que merecen la pena

Hoy os quería hablar de las personas que merecen la pena. De las personas que hacen que tu vida tenga sentido y que las lágrimas broten sobre tus mejillas y sean de alegría.

Hoy os quería hablar de la suerte que tengo y de la que no siempre soy consciente. Os quería hablar de que las despedidas merecen la pena si estas vienen tras un encuentro inolvidable.

Porque esto es algo que me he dado cuenta durante estas dos semanas pasadas. Vivir es dejar entrar y salir a personas en tu vida, aunque esto me cueste particularmente. Es que haya nombres que se te queden grabados en la mente aun siendo un desastre total recordando nombres. Es que haya palabras que tras ser pronunciadas hace más de tres, cuatro, cinco, siete años sigas recordando. 

Os quería hablar de personas que en su momento te enseñaron mucho y fueron grandes. Y que ahora lo siguen siendo aunque no estén. Y de las que hoy están, y lo son, GRANDES, y si algún día se van lo seguirán siendo.

Hoy os quería hablar de aquellas personas que en su momento te conocían más que tu a ti misma. Y de las que hoy lo siguen haciendo. 

De compañeros de carcajadas, de enfados, de lágrimas, preocupaciones, miedos, vida.

Hoy os quería hablar de que puedas recrear el gesto que hacía cuando se enfadó ese día en una playa de Sanxenxo el verano de 2003. Aunque ya no sepáis nada la una de la otra.

Hoy os quería hablar de la primera vez que jugué al béisbol y de que aun me acuerdo del "batazo" que le di en la cabeza al chico que me gustaba. Y mis "perdónperdónperdónperdón" y su "¡COÑO QUE CORRAS!" y que tras esto hice carrera. 

Quería hablar de vivir aquellos momentos que en su día parecía que se te caía el mundo encima y que esa persona los compartiera contigo. 

Hoy os quería hablar de compartir carcajadas de esas en las que se te va la vida en ella y te ríes con todo el cuerpo.

Hoy os quería hablar de personas con las que tras dos semanas conectas profundamente y sabiendo que tras esto cada uno tirará para su ciudad desearías que vivierais en la misma. De encontrar a aquel chico que lleva una libreta de ideas consigo siempre al igual que tú. Y que alucinas con lo parecida que son vuestras formas de ver el mundo. 

Os quería hablar de ir a un campamento con 10años y volver en el bus sentada con la chica de la que te has hecho hiperamiga mientras ella comenta lo feliz que seremos de mayores porque seremos de la misma familia ya que yo estaba "enamorada" de su hermano y por tanto íbamos a ser cuñadas.

Os quería hablar de perdernos la pista. Y de volvernos a encontrar sin saberlo y hacernos amigas. Y que pasados los años, en un viaje surja el tema de los campamentos de infancia. Y descubrir que aquella hiperamiga de la que nos acordábamos, y ambas habíamos perdido la pista y olvidado el nombre, éramos nosotras. Y FLIPAR EN COLORES

Os quería hablar de la familia, de los amigos, de compañeros de viaje, de la dueña de la casa rural de Zarautz en la que nos alojamos en 2008. Sí, ya veis, la persona que menos esperas se cruza con tu vida y te dice una frase que te cala y que aun recuerdas en 2013.

Y este año, cuando termine el curso, vendrá cargadito de despedidas de personas que merecen la pena. Pero es demasiado pronto para las lágrimas. Ahora toca construir los momentos por los que lloraremos entre sonrisas cuando tengamos que decir "hasta luego". 

Por suerte como decía Carrie "las personas entran y salen de nuestras vidas, pero es un consuelo saber que aquellas a las que amas siempre vivirán en tu corazón y si tienes suerte, a un vuelo de distancia



17 oct. 2013

Ernesto Artillo

Tengo mono de escribir. 

De hacer publicables todos los post que tengo con la etiqueta de "borradores"

De tirarme una tarde de esas de recortes, pintura, pegamento, tijeras y que corran las horas sobre el suelo haciendo manualidades. 

Hoy iba a llegar a casa, cenar con la familia y a dormir prontito.

Lo primero lo cumplí. Lo de "dormir prontito" no tanto. - Cuando las horas no te dejan tiempo, tienes que sacar tiempo de las horas para hacer aquello que quieres.-

Por eso hoy os dejo un post de estos que tenía guardados que son cortitos y así me voy a soñar pronto.

Un preliminar para otro día hablar más de Ernesto Artillo con más pausa y profundidad. Mientras tanto aquí podéis encontrar más información y novedades sobre él y su trabajo.











 ( Fotos: Ernesto Artillo )


21 sept. 2013