28 nov. 2013

Líate la manta

Ayer mientras hacía un trabajo de clase entró en mi cuarto mi madre con una colcha sobre los hombros diciéndome: "¿ya no te gusta?"

Mi respuesta fue: "eso se ve que es una manta sobre los hombros, a modo de chal no lo veo." 

"Además no sé si es que me rodeo de gente muy auténtica o muy friolera, o la dos cosas, que últimamente se está poniendo de moda sacar la manta en todos lados. Da igual dónde estés, de repente alguien (quien menos te esperes) va y saca de la mochila o el bolso su manta y se la pone sobre las piernas, de verdad mamá" -dije entre risas recordando y contándole la cara que debí poner las veces que me ha pasado esto las últimas semanas- "Es la moda de las mantas"

Al instante tecleé en Google "la moda de las mantas" para ver que salía. Y por sorpresa resulta que las mantas son super "in" y yo aquí la más "out" del panorama. 


2X4A8673_TEMPLATE_LQ

louis-vuitton-blanket-scarf-milan-fashion-week-menswear-street-style-2013


Pero lo mejor de todo no es esto, sino que ya no me acordaba que yo también pasé por la fiebre de las mantas en 2010. 

Y que precisamente la colcha que mi madre se había puesto sobre los hombros era la que yo por ese año me ponía a modo de falda como podéis ver AQUÍ en uno de mis primero posts. Y que guardaba junto al resto de bufandas-mantas y pañuelos grandes que en el invierno de 2009 había pasado a catalogarse bajo mi categoría de ponchos. Y tengo muchas fotos de esa época en la que los utilizaba atándolos con diversos broches antiguos e imperdibles customizados tras una tarde de manualidades.

Y que por eso mi madre me preguntaba si ya no me gustaba la colcha-manta a modo de poncho, que la tenía olvidada en el baúl de debajo de la cama.

Total, que a veces me quedo loca con las modas y con las ocurrencias que tengo que luego se me olvidan. Por lo menos esta vez la idea ayuda a combatir el frío.

Y vosotros ¿manta si o no?

9lla



amberthegirlone

paperbllog

Picture 5

de77a1e6f04a8022be7eff7ca0825e70

louis-vuitton-blanket-scarf-milan-fashion-week-street-style-2013

[ Fotos de elle ]

12 nov. 2013

Lo suficiente


Esta mañana antes de que llegara el ascensor para dirigirme a la universidad se me vino a la mente algo: Pensé que ser feliz es saber que no lo tienes todo pero que tienes lo suficiente.

Y me di cuenta de que yo no lo tengo todo pero que incluso tengo más que lo suficiente. Porque lo suficiente es relativo; hay cosas básicas de las que por desgracia no todo ser humano dispone. Como saber que va a tener algo que llevarse al estómago ese día. Y un sitio donde cobijarse de la lluvia, el frío, del calor y de la nieve. 

Después de eso todo es relativo. Para mí por ejemplo también es importante querer y sentirme querida por la gente que quiero. Una ducha diaria. Una cama decente. Una hoja y un boli, (y si nos ponemos menos restrictivos, poder tener materiales con los que expresarme de forma plástica). 

Los productos lácteos son mi perdición, podría vivir sin ellos pero los echaría en falta. Y ahí vamos sumando más y más cosas que son añadidos relativos pero que también ayudan a nuestra felicidad. 

Sobre estas cosas tuve una conversación el año pasado en la que planteamos qué 3 cosas "no esenciales" eran esenciales para nosotros. Solo 3 con las que vivir. La decisión era difícil cuando te planteas qué dejas y qué te quedas.

Hasta el punto que ves super normal poder elegir qué ropa ponerte por la mañana -¿y cómo no voy a verlo normal?- me dirás. Pues sí, yo hasta ese momento no había caído en la cuenta de que hay gente que tiene que llevar ropa que no le gusta porque no tiene dinero para comprársela. Y pareceré muy superficial pero una de las tres cosas que elegí fue poder vestir ropa que me gustara. Ya que la ropa es con lo que te vistes y yo por lo menos si vistiera con algo que no me gusta no me sentiría cómoda.

Y caer en la cuenta de que tener un sitio donde cobijarse no es tener un hogar como el que muchos entendemos por hogar. Que puede ser una casa de acogida por ejemplo. 

Y llegados al momento en que te das cuenta de que tienes más que lo suficiente. La pregunta es con todo lo que tienes ¿estás haciendo lo suficiente para conseguir lo que quieres?

Ahí lo dejo. Últimamente estoy de una filosófica perdida, pero es que entre tanta cosa y lo que me cuesta organizarme el tiempo lo que me salen son cosas de reflexión. Aunque ya caerán post visuales, de tendencias, viajes, artistas, campañas de comunicación, etc. Que no estoy por la labor de que esto se convierta en un blog de autoayuda.

Hasta la próxima.