29 mar. 2012

29/03/2012



En Sevilla ya huele a azahar y se pueden llevar los mocasines sin calcetines.







25 mar. 2012

Nada más que decir

Nadie dijo que la vida iba a ser fácil, sino que iba a merecer la pena vivirla.


Al son de la misma canción acabo el día de hoy con una reflexión escrita de camino de vuelta a casa. Cuando no encuentres el sentido a las cosas lo que necesitas realmente es vivir y dejar de buscar lo que ya tienes. Porque lo tienes y no lo ves. El día de hoy a sido un día GRANDE. De esos que dan sentido a lo que a veces no ves. No busques sino vive el sentido de la vida y sobretodo rodeate de las personas que te hacen feliz. Recuerda que si estando solo te sientes en soledad, algo falla. Y si por el contrario tu independencia te aprisiona, estarás viviendo en una jaula de cartón. 


Te dejo con un vídeo de Thomas, el hermano de Laly, en el que aparecen algunas de las personas que conocí en mi viaje a Londres y de las que te hablé. 


Espero que las personas que te acompañen sean merecedoras de tu compañía. -y en tal caso sepas valorarlas-. Y tu de la de ellas. Pero sobretodo, que tu mejor compañero seas tú, pues será el que te acompañará durante todo el viaje.

Tengo poco más que decir.

21 mar. 2012

La crisis será si tu quieres

Hace unos días viendo el telediario le preguntaban a algunos niños qué era la crisis y ante la diversidad de respuestas una fue la que más me gustó: "La crisis es que tenemos que querernos más, darnos más besos y más abrazos y decirnos cosas bonitas"


Y aunque suene muy ñoño aquello que pronunció aquel pequeñajo ante la cámara tiene más sentido que lo que muchos entendidos del tema opinan al respecto. Sí, hay crisis, pero la crisis es económica, ¿o resulta que ahora también queremos crisis humana?


Hace unos días apuntaba en mi libreta eso que dijo Borges una vez.. << le tocaron, como a todos los hombres, malos tiempos en que vivir. >> Y es que, en efecto nadie ha vivido nunca en tiempos completamente favorables, siempre habrá un pero, un ojalá. Como diría Savater, "la fuerza viril bien la tiene que tomar cada cual respecto a sí mismo, día a día, sin esperar a que la estadística le sea favorable o el resto del universo se lo pida por favor."

No sé si a ti te pasó igual, pero yo cuando vi el anuncio de clásicos de TVE me enamoré al completo. 



A veces nos olvidamos de lo que es vivir, nos acostumbramos a las personas que tenemos a nuestro alrededor como a ver que cada día anochece y amanece de nuevo. Vemos como el mundo se derrumba y creemos que lo peor que hay que hacer en estos casos es enamorarse. Enamorarse es de débiles ¿no? o tal vez el desamor sea el causante del derrumbamiento.. Sea cual sea la verdad llega la primavera y la alegría para los alérgicos y yo tan solo espero que nos demos cuenta de que lo que relatan las películas son sentimientos basados en la realidad. Que los sueños se pueden cumplir pero que requieren de tu esfuerzo. Que hay miradas que llenan y otras que matan, silencios que lo dicen todo y abrazos que hablan por sí solos. Y tan solo espero que no vivamos en un vídeojuego como relata la canción..


<< El mundo se derrumba y nosotros.. nos enamoramos..>>

20 mar. 2012

Más outfits

Desde muy pequeña me gustaron los animales y de entre mis preferidos siempre ocupó uno de los primeros puestos el elefante. Pero hoy no os voy a hablar de porqué me gusta tanto este personajillo de grandes orejas, sino de lo que me gustan los pantalones de patata de elefante a la hora de vestir de fiesta.

Cuando son de tela vaporosa o más aterciopelada me gusta llevarlos por dentro de unas botas estrechas. Así se crea contraste entre la anchura del pantalón por arriba y el final de la pierna.

Si por el contrario son de una tela más rígida me los suelo comprar justo por encima o por debajo del tobillo, les doblo el dobladillo o se lo coso a esa altura. 

Pues en este caso me gusta dejar al descubierto los tacones. (Yo recomiendo los pantalones de pata de elefante con tacones porque estilizan más la pierna, hay quien los lleva con planos pero yo no me veo con ellos. Eso ya es cuestión del gusto de cada cual). El porqué de no ponerme pantalones patadeelefante de tela rígida metidos por dentro de las botas es porque la tela se queda más tensa y a mí no me convence del todo. 
Por último tanto los vaqueros de tela fina, como los de tela vaporosa o aterciopelada me encantan tal cual y muy largos, para poder ponerme unos hipermega taconazos pero esta vez escondidos a la vista. En el caso de ser beige yo siempre intento romper y dar el toque de color al conjunto o con los complementos (bolso, pulseras y relojes, pendientes, collar.. Los zapatos también son un punto pero en este caso no se verán tanto)o con la blusa o chaqueta que lleve. Hace dos años me dio por las chaquetas de flores y en Londres tuve la suerte de toparme con miles de ellas. 
En próximos posts os enseñaré algunos de los estampados que más me gustan.
¡QUE PASES UNA SEMANA ESTUPENDA!

16 mar. 2012

Un poco de por favor

Sin intención de ofender a nadie y aunque este proporcionando a que se hable más de la polémica, no me puedo quedar callada ante la campaña de Loewe. Como dije en el post de Londres, los "new London in" (como yo los llamo) son una de las peores cosas que te pueden pasar. Pienso que el vestir debe ser un reflejo de tu personalidad y de cómo te sientes en este momento y no disfrazarte. Entre los variopintos tipos de personalidades que nos podemos encontrar en la faz de la tierra lo que no soporto es a la gente falsa. 





La naturalidad y la sinceridad es algo que valoro muchísimo y por eso nunca he podido entender a la gente que no se viste sino que se disfraza. Puede que tu estilo sea etiquetado como extravagante, como clásico, como retro, como gótico, o como lo quieras catalogar, porque cuando se trata de poner etiquetas a los demás todos somos unos perfectos expertos. Pero sea como sea tu estilo, que sea tuyo, no engañes a los demás (o lo que es peor, a ti mismo) con falsas apariencias.  


Lo que comúnmente conocemos como "moda" se refiere a la ropa y los hábitos que socialmente están reconocidos, pero para mi la moda significa más que eso. Por esto mi blog en un principio se llamó Masquemoda y así se quedó mi Facebook y Twitter. Lo que me motivó a la hora de empezar fue dar una visión de la vida y de la moda que fuera más allá de lo que comúnmente pensamos que ello abarca.


Si hoy Coco Chanel levantara cabeza creo que se quedaría boquiabierta por dos aspectos: Por un lado se asombraría de la cantidad de tendencias de las que hoy disfrutamos. Y que ya no hace falta ser "nadie" para crear tendencia, tan solo tienes que ser y querer comunicar algo para que otros sientan eso que quieres transmitir. Pero también se asombraría por el mercantilismo del asunto. Vivimos en un mundo en el que tratamos que todo se rija por la compra-venta, un mundo en el que el dinero nos consume a nosotros y a nuestro tiempo en lugar de nosotros a él. Y la moda es un claro ejemplo de este mundo al que todos contribuimos. 


No quiero decir con esto que ahora todos dejemos de comprar, nos tejamos nuestra ropa, tengamos nuestros huertos personales y vivamos en la cueva neoardental. Pero sí que no nos dejemos llevar por el fluir del asunto y que seamos coherentes con lo que pensamos. Llevamos una racha de ser muy artificiales y nos estamos dando cuenta que ahora volvemos a buscar lo natural. Nos imaginábamos el futuro con mucha gomina, muebles ultrasónicos, grandes tupés y faldas de plástico y resulta que regresamos a las prendas que llevaban nuestras madres y las llamamos "vintage" porque queda más "cool". Se pone de moda escuchar canciones no comerciales porque nos hace sentirnos más exclusivos que el resto de la gente. Surge la fiebre "make it your self" porque queda muy guay decir "Sí, lo he hecho yo". Todo el mundo quiere ser muy hippy-progre para dar a entender que es ultra-mega-super comprensivo, osea entiendes ¿no? 


¿Y sabes qué te digo? Que todo esto es una MEN-TI-RA


Que somos los mismos que eramos antes pero disfrazados. Cuando esta fiebre empezó a incubarse hace unos años mis amigas son conscientes de lo que me sacaba de quicio esta situación. Ahora todo el mundo llevaba la ropa que a mi me gustaba, todo el mundo empezaba a hacer manualidades como yo y hace unos meses me enteré de que por lo visto la música que muchos catalogaban antes como "de mi estilo" ahora es ultra trendy y resulta que se llama "indie". "Pero por Dios, no te vayas a presentar como indie que lo guay de ser indie es no reconocerlo, tu sabes.." (al puro estilo Pitbull..)


Cuando veo este tipo de cosas me chirrían los dientes ¿tan dependientes somos que tenemos que hacer lo que hace todo el mundo? Tal vez lo que hace todo el mundo no sea lo correcto, o tal vez sí. La cuestión es que elijas por ti. (Y te lo dice una de las personas más indecisas de este planeta, pero precisamente soy indecisa porque quiero elegir yo y no dejar que otros elijan por mí. Porque nadie puede ser libre por ti.) Y lo que más me molesta son aquellos que van de "peace & love" porque es guay pero todo pura fachada (solo hay que buscar los orígenes familiares de los protagonistas del vídeo, cómo son ellos y como se venden. Perdona pero no me cuentes milongas.)


Así que dejémonos de disfraces, que el carnaval ya ha pasado, y ojalá a partir de ahora no aparentemos sino seamos. Porque ¿qué más da aparentar si en el fondo no somos? Hay que serlo aunque no parezca.


Os dejo este vídeo que aunque no soy nada partidaria de los insultos, me parece que es un buen ejemplo de la metedura de pata de Loewe. El vídeo original (que habéis visto arriba) sin que los actores dijeran palabra ya estaba mal montado desde mi punto de vista, pues la música no pegaba con la monotonía de las imágenes. Y el detalle de las niñas a caballito todo el tiempo y todos en fila con los bolsos en la cabeza me parece un poco absurdo. Y si ya le unimos las "frases célebres" (véase el tono irónico)de los participantes, rematamos la jugada. El montaje como vídeo es muy malo y este es un ejemplo de cómo con las mismas imágenes puedes combinar de forma más estética el mismo. 
.


Con esto no he querido ofender a nadie ni criticar a la marca que personalmente sí me gusta, solo criticar la mala gestión de su imagen desde mi punto de vista y la incoherencia que muchas veces llevamos en nuestras vidas. Yo no me considero ni hippy, ni pija, ni hipster, ni bohemia, ni cani, ni indie, ni gótica, ni por supuesto progre (lo siento pero odio esta palabra). Me considero yo misma, con virtudes y defectos como todos pero alguien que intenta ser coherente con lo que piensa en su día a día. Y creo que todos deberíamos tratar de lograr esto si de verdad creemos en los principios que tanto soltamos en nuestras conversaciones.


Despidiéndome ya de vosotros por hoy, te enseño la foto prometida de los zapatones que tanto me gustan y que también llevaban algunos de los participantes del susodicho vídeo. Ahora en España se ven horrendos, pero esperad a que se conviertan en lo más in del moment, que los que ahora reniegan serán los primeros en llevarlos. Así es la vida, a veces somos como cabras montesas (y me incluyo porque yo también pasé por la fiebre de la pata de elefante al pitillo o leggin. Cuestión de modas..) 


Por último destacar la frase de la canción "antes te hinchabas a petazetas ahora las pastillas te las tomas por tabletas", por lo visto ahora para ser creativo, indie, cool y bohemio hay que drogarse. Pues te digo, que no sé si seré creativa o no (aunque bastantes personas me dicen que sí y sin que yo pregunte), y no necesito destruirme para crear, más bien crear me hace construirme porque es algo con lo que disfruto. Lo único que me quita bastantes veces es horas de sueño, pero este punto lo estoy intentando solucionar, veremos a ver que tal se da el asunto ;-) 
Y como soy fiel partidaria de la vida sana y de no autodestruirse y echarse a perder. Aunque también sé que las drogas, las guerras y otras tantas cosas son causa de un conjunto de intereses egoístas que mueven el mundo y seguramente no desaparezcan nunca, y aunque quede raro con 19 años decirlo, para mí eso no te hace diferente sino dependiente. No te hace diferente sino seguir la corriente. Es iniciar un camino que solo te lleva a la muerte y no me refiero a la muerte de tus ideas, de tu creatividad, sino de todo lo que tienes y de todo lo que eres. 


Y tras esta parrafada me voy a dormir, que mañana madrugo..
.. ¡¡Que paséis un buen día!!


"La gente que está tan loca como para pensar que puede cambiar el mundo es quien lo logra"


"Resulta que si uno no se apura a cambiar el mundo, después es el mundo el que lo cambia a él"

15 mar. 2012

Si hay algo que me encante es una sonrisa bonita




-Blusa blanca de raso larga y con una apertura dejando los hombros al descubierto -Chaqueta de alpaca azul -Shorts negros forrados de encaje -Medias estampadas negras y encima de estas calcetines negros de lana -Zapatos de bolera de charol negro con detalles en blanco -Bufanda azul de lunares celestes -Guantes de lana azul con posibilidad de poner sin dedos o con manopla -Bolso de piel celeste estilo cartera de arquitecto




-Blusa con chorreras y vuelo en las mangas, de color beige y con un detalle en los bordes de hilo rosa -chaqueta morada más larga por atrás que por delante con cierre tipo trenca -Pantalón recto negro con bolsillo con cremallera de cierre -Botas tipo Hugs que son muy calentitas, aunque también quedarían muy bien unas pisacacas, botitas o guarros (como queráis llamarlas)en color morado -Abrigo amarillo pastel de cuello alto con los puños decorados con tela de flores rosas al estilo de la abuela -Bufanda morada de alpaca con hilos de muchos colores

13 mar. 2012

Lo que no te puedes perder de Londres

Como tienda más comercial me gustó Urban Outfiters, el precio de las prendas no era barato pero su ropa es un puro reflejo del estilo urbano londinense. No nos dejaron hacer fotos en ninguna tienda (por el tema de coolhunters y plagio imagino), pero dentro de esta conseguimos hacerle una foto a unos de los zapatones (como yo los llamo) que tanto me gustan y que tan raros se ven en España. Os la enseñaré en el próximo post.


Esa misma tarde estuvimos en Liberty. Yo conocía la marca por sus telas pero a través de su web, lo que no imaginaba era lo espectacular de su tienda. Se trata de un edificio con patios en estilo Tudor, decorado en su interior con madera tallada. Incluso el ascensor es una obra de arte. Y en ella podemos encontrar desde sus famosas telas hasta ropa o elementos de decoración y de hogar.
Otra información curiosa es que aunque aún quedan unas semanitas para Pascua en Londres parece que ya ha llegado. Sus calles se han llenado de huevos gigantes de todos los colores y diseños retando a ciudadanos y turistas a encontrar el mayor número de posible. Algunos están bastante escondidos, por lo que el reto consiste en encontrar todos para conseguir el premio: el Diamond Jubilee Egg valorado en 100,000 libras (unos 118.000 euros), ya que es de oro de 18 quilates y lleva incorporado 60 diamantes.
Para poder participar y optar al premio hay que mandar un mensaje al 80001 (cada mensaje tiene un coste de 25p, excepto el primero, que es de 3 libras; aunque los fondos irán dirigidos a varias organizaciones infantiles). Este número te irá dando pistas sobre donde están ocultos los 200 huevos de Pascua, que están repartidos en 12 zonas de la capital. El concurso durará hasta el próximo 3 de abril.

Aquí un vídeo y la web thebigegghunt

El sábado madrugamos para ir a Portobello que como ya me dijeron, ¡me encantó! Mis ojos no daban a basto con tantos complementos rococós. Collares, anillos, broches, pendientes, camafeos, bolsos y camisas de franela de cuadros de colores. Era alucinante y ya no te cuento las tiendas vintage, eso era mi paraiso.. Por no hablar de que la calle era una pasarela de moda. Lola y yo íbamos que se nos salían los ojos de tanto mirar buenas combinaciones de outfits. Siento si hiero sensibilidades, pero después de esto The Sartorialist no me parece tan original como me lo parecía antes, pues sus fotos son una pequeña muestra del gran talento que hay en el asfalto londinense. Aunque sí que tengo que reconocer que tuvo el coraje de plantarse ante las susodichas personas, pararlas y pedirles una foto, que no a todo el mundo le hace gracia. Eso tiene su mérito, porque merece la pena retratar a personas con.. cómo lo llamaría.. no es talento ni sentido del gusto porque conozco a gente a que en absoluto le gusta ese estilo, incluso yo hay cosas que no me pondría pero que sí que considero que en la persona que lo lleva tienen su esencia.. ¿personalidad? ¿sentido del transmitir tal vez? 


A la hora de comer fuimos a London Fields Hackeny E8. Yo ese día me puse mi jersey blanco y largo con cuello de bebe, mi bufanda extra larga de rayas, unos leggins calados con cremalleras a los dados al terminar la pata, la cual acaba dos dedos por encima de mi tobillo. Me encanta ponerme esos leggins con calcetines o sin ellos precisamente porque enseñan el tobillo y eso es lo que los hace especiales, aunque muchos consideren que "me quedan pesqueros". Tienen razón, socialmente son leggins pesqueros, pero son pesqueros queriendo y yo me los pongo para pasear porque pescar todavía no sé. 
Pues eso, yo con mis leggins pesqueros y mis mocasines marrones la mar de cómodos. Y entre ambas prendas unos calcetines rojos a juego con algunas de las rayas de la bufanda. Al salir de casa pensé, ya verás, que en Portobello y en el otro mercado solo va a haber españoles y yo enseñando mis calcetines rojos. Bueno, esto es Londres aquí cada uno va como le da la gana y soy guiri, así que como suelo decir "al que no le guste que no mire". ¡Pero resulta que el mercado que se instalaba en el barrio(Broadaway Market) era lo más hipster que te puedas imaginar!


Los niños con pajaritas, pantalones con tirantes y casi todo el mundo enseñaba sus peculiares calcetines (de leopardo con textura de lana, de pajaritos, de rayas, lisos..) y en el caso de que los pantalones no permitieran enseñar el tobillo, remangamos el bajo y santas pascuas. Vamos, que yo era la que más modosita iba, ¡CUÁNTO DISFRUTE!


Otro sitio si te gusta el estilismo hipster, es el conocido barrio de Camden, me gustó aunque demasiado turístico desde mi punto de vista. El Camden Market me gustó bastante, dejando el río atrás en la acera de la derecha hay varias tiendas en las que si os gusta el encaje disfrutareis mucho. Había ropa muy mona desde mi punto de vista. Al final de la calle se establece un mercado gigantesco y con muy buenas tiendas. Una de las que más me gustó fue Arckiv en la que vendían gafas de pasta de mil tipos.


Y ahora toca hablar de Brik Lane. Buuueeenoo.. yo no he visto sitio donde hubiera más ropa que me gustara tanto junta como en Brick Lane Hosts Vintage Po-Up Market.


Aquí podéis ver más fotos: Vintage Pop Up Market


De tiendas vintage me encantaron todas las de Rock it. En el barrio de Soho podéis encontrar otras muchas así como de manualidades o de telas. Entre las que más me gustaron Cloth House y Absolute Vintage.


Esta última era como mi paraíso, ¡¡no os podéis ni imaginar cuántos vestidos "de abuela" (como yo los llamo) había!! Con lo que a mi me gustan, y las telas eran preciosas.


Y ahora que has terminado de leer todo solo te pido una cosa: me he planteado si colgar o no este post porque una de las cosas que no me gustó de Londres es que estaba lleno de españoles; dentro de los cuales había dos tipos: 


1. Los que iban tipo guiri total parecía que estaban en el circo. Todo lo miraban como "ayy.. mira que raro.." unido a cierta cara de asco y no tenían ningún interés en meter ni tan solo la punta del pie en la cultura, miraban como el que mira un escaparate tras el cristal. 


2. Los new London in estos eran los españoles que, para sentirse más integrados imagino, sufrían la metamorfosis del gusano. Ni sentían lo que llevaban ni querían transmitir nada con ello, simplemente buscaban vestir lo más raro porque esto es muy "in". Hablaban un inglés forzando el acento español para que se les reconociera que ellos eran in españoles. Ya los imagino volviendo a España y renegando de toda la ropa que allí sí se ponían.


Pues eso, que si vas alguna vez a Londres no seas como ninguno de estos tipos. Sé simplemente tú y no intentes engañar a nadie con falsas apariencias.


BESOS, Laura.

3 mar. 2012

London




Si os digo la verdad últimamente estoy con pocas ganas de escribir, pero estoy pasando por una época de sentimientos muy intensos y creo que siempre es bueno compartir lo bueno aunque a veces no apetezca exprimirse el cerebro para transformarlos en palabras. El martes volví de mi semanita en Londres y tengo que dar la razón a todos los que llevaban tiempo diciendo que tenía que visitar YA la ciudad porque me iba a encantar. Así ha sido, pero más que la ciudad lo que me ha gustado ha sido la gente que vive en ella. 

Las recomendaciones empezaron a intensificarse al entrar en la carrera cuando el primer día de clase un compañero se acercó y me pregunto de repente: "¿tu has ido a Londres?" y ante la inesperada pregunta respondí: "Umm.. no. ¿por?"

Y atención a su respuesta: "aaah vale, pues te va a encantar porque hay muchas cosas raras como las que tú haces" 

Llegados a este punto mi cara se convirtió en un "no se sí darte las gracias o devolverte el insulto" Y así sucesivamente hasta 6 personas que visitaron Londres durante el año volvieron diciéndome que se habían acordado mucho de mí, que tenía que ir porque me iba a encantar. Como comprenderás esto me hacía mucha ilusión porque con algunas de ellas tampoco tenía tanta relación como para que se acordaran de mí, y este hecho ya me sacaba la sonrisa. Y que me lo dijeran ya era doble agradecimiento. Así que el viaje estaba en mis planes pero tampoco tenía prisa, de hecho me hacía más ilusión visitar otros lugares como Kenia o Australia que están en mis listas de deseos. 

Pero hablando con una amiga el plan surgió y nos lanzamos de lleno. A las dos nos gustan las tiendas vintage, viajar, conocer nuevas culturas y el arte. Así que no íbamos a tener mucho problema decidiendo planes londinenses. Nos quedaríamos en casa de una francesa de nuestra edad llamada Laly. Ellas se conocían de de un intercambio desde hace cuatro años. Laly vive allí junto a Halea en un piso de estudiantes en el que cuando entré solo pude decir Ohh.. so cool.. So AMAZING..

Pero voy a empezar la historia desde el principio..

Ya estábamos sobrevolando el mar cuando Lola y yo nos mirábamos y decíamos: Londres.. Es que todavía no me lo creo.. Londres.. creo que cuando me baje del avión voy a pensar que estoy en Madrid en vez de en Londres.. Londres tío.. ¡Londres! (que sí, que somos unas cansinas pero en nuestra cabezota de diecinueveañeras no nos entraba la idea de que íbamos a vivir el más puro London inside durante 6 días)

Aterrizamos. Tren de Gatwick a la ciudad y llegamos al metro. ¿Sorpresa? ¡SI! Solo había escaleras mecánicas para subir y nosotros teníamos que bajar con tres maletas y por unas escaleras de medio metro de ancho y sin exagerar. Las carcajadas que nos echamos no fueron pocas. Decíamos "¡venga! ¡¡vamos allá!!" cogíamos las maletas y empezábamos a bajar escalones de lado porque no cabíamos. Pero como eran eternas cuando íbamos por la mitad se nos cansaban los brazos, mirábamos para atrás y venía de lejos una cola de gente bajando a toda prisa. "Corre Lola, ¡que vienen!" cogíamos las maletas otra vez y a bajar muertas de risa otra vez hasta llegar a la última escalera de ese tipo.  

Antes de encontrar el edificio el barrio nos parecía un tanto curioso, pero al entrar en el piso.. voilà! 


Aquí el dibujo que hice en mi libreta. Era como el estudio con el que siempre he soñado, del que os hablé hace unos cuantos pots. Mucho espacio vacío y una gran mesa. Un gran ventanal, banderitas de la india colgadas, una balda con todos los botecillos de cocina y las cajas de cereales. Fotos y carteles en algunas partes de la pared y armarios de la cocina pero todo muy espacioso y nada recargado. Y lo mejor, como el techo era muy alto, las habitaciones estaban en un altillo a las cuales se subía con una escalera de madera. Cada habitación "cerrada" con una cortina para no descubrir su peculiar interior desde abajo. Todo era muy cuqui y bohemio a la vez, me encantó. 

Bueno, y esto era el baño que no me cabía en el dibujo


Tras dejar las cosas y charlar un poquito, Laly nos enseñó el peculiar edificio en el que viviríamos esos 6 días. Aluciné en colorines, la gente que vivía ahí tenía algo que pocas veces había visto junto. La puerta de cada casa estaba decorada según el gusto particular de sus dueños y en las paredes de los pasillos se podían leer frases célebres. Una de las puertas que más me gustó fue una pintada de negro sobre la que habían pegado recortes de periódicos con frases y fotos peculiares entre las que destacaba la famosa cara de Einstein sacando la lengua. La pena es que se me olvidó hacerle una foto para que la vierais vosotros también. 


Paseábamos por los pasillos y como las paredes eran finas, podíamos escuchar la música que se estaba escuchando dentro de los pisos. Había algunos que incluso tenían la puerta abierta, lo que hacía que Lola y yo casi por  instinto nos asomáramos a ver como era aquel singular piso. Cada uno era diferente y cada cual más guay, pero hay que decir que ninguno tan cool como el de Laly y Halea.


Ese día cenamos las cuatro un delicioso puré que nos preparó Laly y después nos dirigimos a la casa de Max donde conocimos a Max, Fulange, Alex y otros cuantos. Aquí el dibujo:




Bajo la luz naranja del salón y escuchando Parov stelar, Bibio, Bon Iver, Animals, Florence + The Machine, Daft Punk, Plastic Bertrand y Outkast, entre otros, pasamos la noche.


El viernes madrugamos para ver lo más turístico de la ciudad y dedicamos la tarde a Oxford street y a chequear de arriba a abajo todas las tiendas vintage de la zona. Pasamos la noche con Laly, Alex, Fulange, Max y Halea. Y conocimos a Jorge, a otra chica más y a dos niños que no recuerdo el nombre (nunca olvido una cara, pero para los nombres.. ¡¡SOY NULA!!) 


El sábado fuimos a Portobello y pasamos la tarde con Jorge, Laly y Taise en Broadway Market. 
Regresamos a casa y Jorge comenzó con la elaboración de la cena. Yo me encontraba un poco mal y tras "picar" (o mejor dicho descuartizar) el perejil, me eché un rato a descansar. A la media hora Lola vino a ver que tal me encontraba y decirme que ya habían habían llegado todos y en cuanto bajara empezábamos a cenar. Fue una noche muy divertida. Tras terminar de cenar cada uno escribió una pregunta en un papel que depositaríamos en el centro de la mesa, volviendo a coger uno al azar para responder después. Si ya en ese momento pensaba que los que estaban conmigo en aquella mesa eran personas que tenían un trasfondo del que no muchos pueden presumir, ver las preguntas que formularon refutó mi creencia. 


He tenido oportunidad de jugar a juegos parecidos varias veces y la mayoría de ellas las preguntas que surgían eran un tanto absurdas o superfluas. Pero esa noche las preguntas fueron tales como "¿cuál es tu sueño?" "¿cuándo te han roto el corazón?" "¿cuál es el sentido de la vida?" "¿a qué tienes miedo?.. A mi me tocó responder "¿qué es lo que más te gusta de la vida?" 


Tras esta profunda conversación nos encaminamos al piso de Jorge donde al son de la música jugamos a adivinar el personaje que nos había puesto el de al lado con un posit en la frente. Nos reímos mucho, la verdad. A mi me tocó ser Bob Esponja. Entre risas, conversaciones varias y momentos de dejarnos llevar por el sonido de la música nos dieron las mil y una noches.


El domingo fuimos a Brick Lane Market un barrio muy hipster que me encantó, donde Lola se reencotró con Tom, el hermano de Laly, y yo lo conocí por primera vez. Al terminar el día regresamos a casa y Laly nos preparó tartuflettes. Las degustamos en casa de Taise, estaban deliciosas, era una especie de revuelto de patatas y beicon con trocitos de cebolla. Muy rico. Aquí el dibujo de la habitación de Jorge y la de Taise



El piso de Taise también me gustó un montón. Comimos sentados sobre unos cojines sobre la gordita alfombra blanca que establecía el recinto del comedor. Todos en torno a un baúl antiguo que hacía de mesa principal, me gustó de veras. Esa noche también jugamos a adivinar los personajes del posit, junto a mí estaban sentado el mismisimo Bob Marley, Obama o Frodo del Señor de los anillos. Y tras reposar la comida nos dió por jugar a "le sardine" (se esconde uno, los demás le buscan de forma individual y cuando le descubren se esconden con él de forma que llega un momento en el que ya se ve a distancia todo el mundo escondido en un sitio. Y cuando el último encuentra al grupo se acaba el juego)


Lola fue la que se escondió. Las normas eran esconderse entre la primera y la segunda planta del edificio sin salir fuera y sin contar los cuartos de baño. Todos super motivados empezamos a buscar corriendo por los pasillos, abriendo y cerrando puertas, bajando y subiendo escaleras. Poco a poco te ibas encontrando con menos gente, síntoma de que ya habían descubierto a Lola y se habían escondido. Hasta llegar el momento en el que ya no sabía donde más mirar, me encontré con Fulange, deducimos que debíamos ser los últimos y decidimos buscar juntos. Emocionadísimos corríamos por los pasillos, especulábamos posibles escondites siempre fallidos, subimos y bajamos mil veces las escaleras, incluso salimos fuera del edificio y miramos en los cuartos de baño. Sin rastro.. Supuestamente tenía que ser muy fácil porque estaban todos escondidos en el mismo sitio y los pasillos del edificio tampoco daban para más pero llevábamos una hora dando vueltas y nada. Al final después de mil vueltas consecutivas los encontramos. Teníamos más ganas de guerra y decidimos salir a la calle y jugar a la peste ("tag" o "tocado" en inglés). Era domingo de madrugada y estábamos en una calle de Londres jugando a la peste. Lo mucho que disfrutamos no nos lo quita nadie, nos dieron las 6 de la madrugada..


Al siguiente día Lola y yo madrugamos para ir a Primark, comer en Soho, impregnarnos de sus tiendas vintage, de bisuteria y manualidades, y hacer un picnic de merienda en Hyde Park.


Al volver a casa nos esperaba una rica cena en familia londinense y después iríamos al pub que había en frente de casa en el que todos los lunes tocaban diferentes bandas locales que cantaban en acústico. Era mi paraíso.. Me encantó el ambiente, lo único que criticaría tal vez es que había demasiados españoles para mi gusto. A las 12 se cerraban las puertas, así que decidimos marcharnos al tejado del edificio a charlar. Y así hicimos, las vistas eran espectaculares y eso de estar en el tejado mucho más emocionante. Después nos trasladamos a la casa de Jorge donde continuó la música y la fiesta. A las 5.30 Lola y yo tuvimos que decir adiós, pues teníamos que coger las maletas y marchar al aeropuerto con tiempo de antelación. (Más vale prevenir que curar) Así que con el sabor de boca de aquella pregunta que Alex me había hecho hace unas horas entre el bullicio de gente y con un sonido de música electrónica de por medio y un ambiente nocturno del Londres más profundo ante aquellas horas de la madrugada que marcaban las agujas del reloj.. "¿qué quieres ser en la vida?" (A la que di respuesta con un "Oh, it’s a difficult question")pero que tanto me había calado de lleno, a pesar de no saber muy bien la respuesta o precisamente por eso, nos despedimos de todos con un "take care". Y con esa mezcla de recuerdos de seis días, Lola y yo nos dirigimos a coger el avión arrastrando las maletas.


A lo largo de mi aun corta vida he conocido a muchas personas diferentes, algunas con las que he perdido el contacto a pesar de que vivimos grandes momentos together. Y no sé bien si es causa de esto o ya lo traía por genética el hecho de que coja cariño muy pronto a las personas. Hay personas que marcan historia, que marcan historia en la vida de los otros. Y el viernes fui consciente de que hay veces que tenemos que enfrentarnos con la muerte de un ser querido para darnos cuenta de que de lo que hoy no disfrutamos teniéndolo a nuestro alcance, puede que mañana lo echemos en falta. Y te aseguro que sirve de poco llorar sobre una lápida por las cosas que no se dijeron cuando sí había tiempo. Hoy el cielo tiene un ángel más.  


Y las personas que conocí en este viaje tienen esa esencia que marca historia


Laly, aquella que nos recibió con un abrazo y nos invitó a su casa y nos cedió su cama para que durmiéramos más agusto. Me encantaba su sonrisa y la profundidad de sus ojos negros, eran reflejo de la fuerza interior que guarda dentro. Porque los ojos son el reflejo del alma.  Y sobre todo que siempre que nos volvía a ver nos volvía a dar un profundo abrazo. A veces me quedaba mirándola y pensando todo esto, la pobre debería pensar que yo estaba loca cuando me miraba y me veía mirándola, a lo que respondía con una media sonrisa. Pero es que me transmitía algo diferente, sus ojos miraban el mundo con una perspectiva diferente. Por eso tal vez hacía tan buenas fotografías, pues tenía una mirada especial.


Halea, Halea era un terremoto de felicidad. Me encantaba su expresividad y efusividad en gestos y palabras. Ella es de Alemania pero había vivido muchos años en América. Su objetivo en la vida después de la universidad es viajar. Ya había estado en muchos sitios y eso se reflejaba en su actitud alegre y abierta a nuevas ideas. Su próximo viaje ya tenía fecha y era Hong Kong. Con ella siempre tenías tema de conversación. Me encantaba como gesticulaba todo, ponía caras y cambiaba de tono de voz. Era un terremoto de felicidad.


Max, era aquel con el que no parabas de reírte. Cuando estábamos escuchando música se dejaba llevar por el ritmo. Y si la canción tenía letra la cantaba sentidamente como mi hermano dice que yo hago a veces. jaja es lo mejor para sentirte realmente artista. Recuerdo cuando el sábado a las 8.30 de la mañana Lola y yo ya estábamos desayunando y escuchamos una voz de fuera que decía "GIRLS! GIRLS!!" Era él, que se había levantado pero la fiesta seguía en su casa y necesitaba que le abriéramos para ducharse en casa de Laly porque tenía que trabajar. Que personaje, había bajado a la calle con las cosas de la ducha y en toalla. Y al salir de la ducha su "Oh, fuck! I´m so late! It´s best day ever" Me encantó por su tono irónico, otro habría salido enfadado y él se tomaba las cosas con filosofía. Con la filosofía Max.


Fulgence, es de ese tipo de personas que tienen un interior como pocos. Sus ojos azul claro eran reflejo de la bondad que llevaba dentro. Es de esas personas con las que tras estar un ratito puedes sentir su alma. No sé muy bien como explicarlo, pero podías estar sentada junto a él sin hablar y no sentir incomodidad alguna. Le conocía de tan solo tres días pero me transmitía la tranquilidad de alguien que conocía hace años. Creo que reflejo de que era una persona que no tenía cambio de tuerca. Que no escondía medias apariencias. Y aunque a él no le gustaran sus colages, que decoraban la pared del piso de Max, a mi me parecían de una gran riqueza. Para mí eran la plasmación de ese cúmulo de cosas que muchas veces se agolpan en nuestra mente y a las que no siempre conseguimos dar forma. Recortes de diversas cosas que aparentemente no pegan. Sin ton ni son. Formando una composición compleja y extraña a la vez, reflejo de todo eso a lo que a veces no conseguimos poner palabras. 


Alex, era aquel que sabía mil idiomas y tal vez por eso era con el que más me costaba hablar. Parece contradictorio pero yo me sentía como un indio apache hablando en italiano ante alguien que tenía un amplio registro parlanchín. 
(Dos años dejando el inglés un poco de lado se han notado, entendía todo lo que hablabamos pero a la hora de hablar yo.. como indio apache me sentía..) 
Pues eso que Alex hablaba inglés, italiano, francés y un poco bastante de alemán. Quiere ser músico. Algo que, antes de que me dijera todos los instrumentos que tocaba, se podía deducir. Cada vez que escuchábamos una canción se le podía ver como disfrutaba marcando los ritmos con la mano sobre su rodilla o tocando en la mesa. Las personas que saben de música siempre me parecieron especiales. Dicen que la sonrisa y la música son mensajes universales. Y no todos somos capaces de expresar con una melodía aquello que nuestro alma realmente siente. Las personas que son capaces de ello se merecen un aplauso. 
Por otro lado también dicen que saber idiomas nos hace estructurar nuestra manera de pensar de forma diferente. Por eso su riqueza interna debía ser muy amplia. Me encantaba cuando decía "cool" jaja no sé porqué pero aun recuerdo su cara diciéndolo y me hace gracia. Así como cuando estaba orgulloso de que le hubiera tocado ser Bob Marley en el juego o cuando le entró un escalofrío al decir que lo que más miedo le daban eran las arañas. Cuando hablabas con él veías que ponía total concentración en lo que le estabas contando y eso es algo que siempre he valorado un montón de las personas.


Jorge, con él pudimos discutir nuestra visión como hispanos (él es de Perú) de la capital inglesa. Me gustó su forma de entender lo que era el arte. Nos contó que en Londres todo eso del vanguardismo y lo diferente-raro era lo que se consideraba más trendy y que muchas veces era causante de crear cosas absurdas y sin trasfondo pero que se vendían como "arte" por ser raras-absurdas. Estoy muy de acuerdo con esta idea pues creo que el arte no se hace con un fin sino persiguiendo plasmar un sentimiento o una idea. Y si después al plasmarlo sale algo muy que gusta pues mucho mejor, pero primero va la idea y después el resultado. En un principio no sabemos lo que va a salir pero de ahí la magia. Si lo que buscamos es solo llamar la atención tal vez lo hagamos, pero no transmitirá como lo hace el arte porque ese no era su fin. El es pintor y pudimos ver sus obras colgadas en la pared de su piso. Espero que siempre siga persiguiendo sus sueños y que consiga todo lo que se proponga.


Taise, era espontánea como ella sola y desde el primer momento te trasmitía total confianza. Siempre estaba con una sonrisa y haciendo el tonto por ahí. Se veía que era una persona preocupada por los demás, siempre pendiente de si alguien necesitaba algo. Cuando pienso en ella me viene a la cabeza su imagen saltando y moviendo los brazos hacia delante y hacia atrás por la calle. Estudiaba Bellas Artes y en su piso también se podía disfrutar de algunas de sus obras. Y como ya he dicho, me encantaba como tenía decorada su casa.




Pero ellos son algo más que todas estas descripciones, son personas que no están vacías por dentro, que tienen sueños e inquietudes que sé que con su esfuerzo un día las verán hechas realidad. En 6 días he podido aprender mucho de ellos y darme cuenta de otras tantas cosas derivadas. Desde mi tierra les deseo que sea cual sea el sitio donde vayan y sea quien sea con quien estén, ante todo siempre recuerden quienes son. Porque cada persona es mucho más que el lugar donde nació, el sitio en el que vive o el conjunto de cualidades que le describen. Deseo que les vaya genial en la vida.


Espero que te haya gustado mi relato, pronto volveré con más outfits. 


PÁSALO EN GRANDE, BESOTES