21 feb. 2012

Los outfits guardados


-Vestido rojo de manga larga y lunes blancos cuatro dedos por encima de la rodilla -Jersey negro de cuello a la caja -Leotardos negros de lana, aunque también quedaría muy bien con medias negras poco tupidas, pero para combatir el frío yo apuesto más por los leotardos -Bufanda y manoplas negras con flecos en los extremos -Anorak rojo con cremallera en las mangas y capucha -Botas de agua blancas y cordones de adorno negros   

-Leggins negros de talle alto estilo marinero y con dos botones de metal a cada lado -Jersey blanco decorado con un collar corto de flores de metal -Bufanda de lino decorada con flores en relieve de lana -Abrigo de lana verde, cuatro dedos por encima de la rodilla, con cuello de bebe y perlas negras a modo de botón -Calcetines azules que se dejen ver entre los mocasines y el leggins -Manoplas azules 

20 feb. 2012

20/02/2012

Todavía recuerdo aquella frase que tantas veces me repitió  mi padre cuando aun era una renacuaja: "Laura, deja un poco de mirar el suelo y observa el paisaje que no todo el mundo tiene la oportunidad de ver estas vistas" 




En esta foto ya era un poco más "mayor", tenía diez años recién cumplidos, y si bien en esa playa no había conchas ahora me había dado por recopilar piedras ante la desesperación, entre comillas, de mi padre. Un precioso paisaje y yo solo me preocupaba por las piedras.


Tal vez tenga cierto principio de síndrome de diónegenes, creo que todo empezó en el parque del colegio. Todos los días volvía a casa con los bolsillos del babi llenos de arena. Mis padres cada día me reñían porque no entendían la gracia de traer arena a casa. Pero mi cabeza de cuatro años de edad no entendía porqué no entendían que trajera arena a casa. Eso era guay y a pesar de las regañinas siempre volvía a casa con los bolsillos llenos de arena.

Luego le siguieron las conchas de la playa, después las piedras, hojas y semillas del campo. Más tarde me dio por coger flores y guardarlas en los diccionarios de casa para que se secaran. Pero está racha duró poco porque cuando tengo una idea quiero plasmarla cuanto antes y con el tiempo libre que posee una niña de once años, esperar dos días a que se seque una flor es mucho. Y así fueron evolucionando mis recopilaciones de cosas.


Después de todo esto entenderás que cada vez  que hago limpieza de cuarto me encuentro cada cosa que ya ni recordaba que tenía, muchas de las cuales me llevo una alegría al volverlas a ver y de otras me despido con un "throw the rubbish" porque ya no tiene sentido guardar cajas llenas de piedras de mar.


Como os dije, el jueves me voy una semanita a Londres, lugar al que no puedo viajar sin mi libreta de ideas (por lo menos estás pesan y abultan menos que las piedras). Pero ayer escribí la última página de la libreta que tenía en uso, así que esta mañana después de las clases compre una nueva y saqué todas mis revistas y recortes guardados para decorar su portada. 


Y en mi búsqueda de la foto perfecta he encontrado un reportaje que no me ha pasado desapercibido. Se trata de la revista XLSemanal de octubre de 2008. Lo que llamó mi atención fue que podríamos pensar que es un reportaje actual. Aunque la moda se reinventa cada año, la clave está en cómo se combinen las prendas y el carácter interior de la persona que lo lleva puesto.


Aquí os lo dejo: 













18 feb. 2012

Hoy me voy a sincerar,

porque creo que merece la pena. Hace unos meses empezamos un año nuevo y tras pasar por una época de la vie en rose vino la bajada de la montaña rusa y su derivado apretón de mandíbula. Sonrisa cual monalisa, expresión del agobio más que de la risa. Me había dado cuenta de muchas cosas que quería cambiar o conseguir este año. No había quien me pudiera, todo era alegría y positivismo. Cree varias listas mentales de propósitos y tenía claro que iba a llevar a cabo TODOS y cada uno de ellos. Así. De sopetón. YA, en este mismo instante. Cogiendo el toro por los cuernos y con resultados de la noche a la mañana. Porque yo lo valgo ¡OLÉ YO! 


¿Y qué pasa? pues que las cosas de palacio van despacio. 


Pero yo seguía convencida de mi plan, que no era un plan sino una idea abstracta de querer mejorar todo. Sin interiorizar aquella frase que me dijeron que decía "quería ser algo en la vida, debí ser más concreta." Y encima de abarcar todo, eso no me bastaba, los resultados los quería no para hoy, sino para ayer.


¿Consecuencia? Un empache de helado (véase el símil) como dije en el post del jueves. Frustración creo que es la palabra. No veía resultados y ya no le veía sentido a nada. Sabía que mi preocupación era una absurdez y que el empacho sería pasajero, pero no sabía como salir de ese bucle, porque aunque absurdo, para mi tenía su importancia y el echo de pensarlo solo hacía que que el empacho de ideas fuera mayor. Dejar de pensar implicaba apartar hacia un lado eso que me preocupaba para mirar hacia otro, pero en cuanto mirara de reojo el montón de papeles seguiría allí. 


(Para los que no sabéis la historia, en Año Nuevo es costumbre que mis abuelos maternos regalen a todos los tíos un calendario en el que viene una frase por día. En ese momento, todos nos lanzamos a lo bruto para leer la frase de nuestro cumpleaños, a la que yo trato de dar sentido cada año.)


Y todo tenía mucho que ver con mi frase de este año "La felicidad consta de tantas partes que siempre falta alguna."


Los que me seguís en twitter sabréis que cuando la leí dije "¡vaya tela carmela! y ahora ¿qué me va a pasar este año?" "vaya frase triste, me podía haber tocado otra más mona" Y comentándolo con una de mis tías, ella me dijo: no es triste, a lo que se refiere es que la felicidad no es tener todo genial, sino saber disfrutar de lo que tienes. Siempre va a haber un pero, y de lo que se trata es de no recrearnos en él sino de vivir la infinidad de cosas que el "pero" no abarca.


Hace dos años mi madre me dijo que yo a veces era un poco inconformista y que los inconformistas que no cambian, nunca serán felices. Yo esa tarde me negué en rotundo a admitir aquello, pero en medio de mi negación recuerdo que dos profundas lágrimas brotaron de mis ojos y cayeron sobre mis mejillas golpeando el suelo y dejando calado mi corazón de estas palabras. Sé que puede sonar muy poético pero fue así, gracias a esa conversación pude conocer algo más de mi.


Y ayer llegué a comprender toda esta situación, ya no tenía más ganas de hablarlo con nadie más, no quería más consejos, no quería más opiniones de otros, solo quería salir de ese bucle en el que llevaba un mes y algo más. Intentado olvidar el tema, decidí dejar de hacer planes y vivir de verdad. Y aquella tarde, sin previo aviso, hablando de temas que aparentemente no tenían nada que ver. 
Me abrieron los ojos al hacerme ver que las cosas que no nos agradan demasiado no pasan porque tengan un sentido, sino que simplemente pasan y nosotros tenemos que tratar de darles ese sentido. Así que era absurdo seguir recreando esa melancolía absurda que ocupaba mis entrañas, esa situación no tenía un porqué pasar, sino que yo era la que estaba decidiendo seguir estancada en esa oscuridad.


Y esta mañana leía la carta de cumpleaños que escribía hoy @ferclaro. Aquí un fragmento que me gustó:

 "La vida me ha dejado disfrutar de todo cuanto he querido, pero de vez en cuando me ha enseñado que no todo es bueno y bonito.
Todos pensamos que somos especiales y únicos y es totalmente cierto, es un pensamiento extendido. Yo no pienso que sea especial, pero sé que siento las cosas muy fuerte y con fundamentos. Eso te hace estar en una especie de montaña rusa… Lo bueno te hace disfrutar como un jodido crío toda tu vida. Lo malo te revienta el alma durante un tiempo, hasta que la herida cicatrice.
Se puede decir, que el tipo de personas como yo, somos catalizadores de las emociones propias.  Y como tales, solo tener muchas experiencias buenas y malas, asegurará el control y la gestión de las emociones y no volvernos locos. Al final de este proceso, te haces un tipo fuerte, que sabe sufrir porque sabe que lo bueno siempre espera a la vuelta de la esquina… Fuerte, que sabe sufrir y que solo busca la gloria, es metafóricamente, un ciclista! jajaja
Aquellos que son como yo, siempre estarán pensando que necesitan algo más en la vida, o pensaran que hay etapas en las que necesitan que el tiempo  pase rápido para llegar al otro puerto.
Pues bien, te va a pasar toda tu jodida existencia: eres un inconformista y esa sensación no va a cambiar, tengas lo que tengas y hagas lo que hagas. Siempre necesitarás “algo más"
Lo mejor que podemos hacer, es aprender a ser feliz con todo y cumplir con nosotros mismos. Tu sabes que tu teoría es buena, solo intenta cumplirla y recuerda una cosa: Solo el que sabe ser feliz con todo, puede ser feliz siempre!"
Y encima la frase de hoy también va en consonancia con el tema: 




« Ninguno es responsable de todas las cosas que le ocurren, pero sí de la reacción cuando ocurren. »

Dejarse llevar por las emociones hace que estas nos posean en lugar de nosotros a ellas. Ni la vida es rosa ni es negra, por eso hay infinitas tonalidades y estampados diversos.


Es verdad que hay helados de fresa y de chocolate, pero nosotros somos los que decidimos cuál tomamos o si nos mantenemos al margen o cogemos un cólico. 

Florence + The Machine

Este es el nuevo grupo que descubrí a principios de enero y desde aquel momento no paro de escuchar. Aunque debo decir que me gustan más las versiones en acústico que las oficiales. Aquí os enseño las que más me gustan:






16 feb. 2012

outfits



Alguien dijo alguna vez "pain makes beauty" y aunque duela pienso que es verdad. Porque la verdad muchas veces duele. Muchas obras de arte actualmente muy valoradas nacieron de la expresión de sufrimiento de alguien. 


"Arte es vender una película que solo tú has visto" es la expresión del sentimiento más profundo que sientes dentro de tu ser. Muchas veces de las excentricidades es de donde se saca más trasfondo, de la mezcla de sentimientos y de ideas contradictorias. Y el arte es algo que se puede aprender pero que no puede ser imitado, porque es algo que sale de dentro. Y para mí la forma de vestir es una expresión de lo que cada uno es en sí mismo, de lo que siente y de cómo piensa. 


No se si sabrás que la palabra "diseño" en inglés significa "plan mental". Todos somos diseñadores en cada uno de nuestros días, diseñamos cómo queremos ser. Elegimos qué desayunar, cómo nos vestimos, en qué emplearemos nuestro tiempo..


Hace tiempo os dije que colgaría algunas fotos de mis outfits diarios, pero sigo sin cámara reflex propia (si soy sincera tampoco he insistido mucho en tener una porque sé que luego me daría pereza tener que ir, quedar con alguien que haga de fotograf@, poner cara de foto y todo el lío). Sé que suena muy simple y tal vez lo sea pero desde muy pequeña siempre me dieron un poco de pereza las fotos pactadas y se convertiría en una obligación más que en algo con lo que disfruto. Así que dejaré las fotos para casos eventuales en los que sí tenga muchas ganas y así serán más representativas, disfrutaré con mucho entusiasmo del momento, las publicaré con total ilusión y todos felices y contentos.


Aun sin fotos ya sabréis que mis libretas de ideas están llenas de bocetos con outfits y esta tarde me ha dado por hacerlo de forma diferente. Crear outfits pero con ropa que no tengo, diseñarlos yo misma dibujados a ordenador.


He hecho unos cuantos y además le he cogido el gustillo así que a partir de ahora veréis más posts así. Por ahora os enseño este:


-Camisa blanca con cuello de bebe y botones metálicos dorados
-Jersey muy estampado, con cuello a la caja que deje ver el cuello de la camisa
-Minifalda negra de tablas con leotardos negros
-Mocasines con antifaz marrones
-Abrigo color garbanzo largo hasta la altura del tobillo y con botones marrones grandes con una X en medio
-Bolso largo de piel marrón
-Guantes color magenta de lana con los dedos cortados
-Bufanda larga de lana gorda (muy muy calentita, a prueba de resfriados) de color marrón
La vida es como una sucesión de helados, los hay de chocolate y de fresa. Y después están los intermedios y por supuesto los de stracciatella. Y la consecuencia son momentos en los que los saboreas como el mayor de los placeres y otros en los que acabas empachada.


Y cuando sentimos más profundamente es cuando somos más artísticos. Pero mejor cuando los sentimientos son profundamente alegres, que paséis una buena semana.

14 feb. 2012

Hay quien dice..

Estoy  harta de que me digan lo que es lógico y lo que no lo es. Siempre pensé que las cosas de lógica no se me dieron bien, pero tal vez los parámetros de lo lógico no sean tan lógicos como muchos aseguran.


Hay quien dice que donde haya un gintonic que se quite todo lo demás, yo en su lugar prefiero un gran colacao. 


Hay quien dice que imaginar es perder el tiempo, y yo le digo que las grandes ideas nacieron en la cabeza de un soñador. 


Hay quien dice que soñar es divagar en lo absurdo, yo le digo que la diferencia entre los ilusos y los soñadores, es que los ilusos no tienen un buen plan. Y me atrevo a preguntar quién es aquél que tiene la capacidad de catalogar lo absurdo como tal. Quiero que me lo presenten. O mejor que me digan quien es para no conocerlo, pues en tal caso le preguntaría que si acaso todo lo que ahora tomamos por lógico no tuvo una pizca de absurdo algún tiempo atrás.




Alguien dijo que ser realista es el camino más frecuentemente transitado por la mediocridad. Para mí esa persona si tenía razón, no es lógico entrar en una habitación, pulsar el interruptor y tener luz. No lo es, o por lo menos antes no lo era y afortunadamente Edison no pensaba así.

11 feb. 2012

Love is the new black

(Foto: weheartit.com)

Hemos estrenado mes y he estado un poco ausente por aquí. Los exámenes, el fin de los mismos y el detallazo de que me robaron el portátil con todas las fotos que tenía preparadas para futuros posts han sido causantes, entre otras cosas derivadas, de mi ausencia. ¡¡¡Pero aquí estoy de nuevo!!! 

Y con esto tengo que informaros que ya están maquinados algunos posts que merecerán ser vistos. Unas amigas y yo tenemos pendiente una sesión de shooting, aunque esperaremos a que se relaje un poco la ola de frío severiana para llevarla a cabo. Y dentro de un poco menos de dos semanas me iré a Londres con una amiga y entre nuestros planes está el de recorrernos el mayor número de tiendas vintage y mercados locales posibles. Así que os informaré de futuros detalles al respecto.

Nos leemos pronto, 

                  Laura.